Disfunciones pelviperineales en la mujer

La estabilidad de los órganos Vejiga, útero y ampolla rectal hacen que las dinámicas de micción, reproducción/sexualidad y defecación sean funcionales. Así cuando se desestabilizan por diferentes motivos aparecen síntomas relacionados con patologías muy comunes, que intentamos explicar a continuación de manera sencilla:

El descenso de la vejiga, uretra, tabiques o cúpula vaginal, útero, ano o recto suelen ir juntos, ya que son órganos sujetos por un sistema de ligamentos y estructuras de sostén que cuando ceden a modo de ‘esguince ligamentario’ por diferentes motivos como las presiones o el peso corporal se dividen en cuatro Grados de descenso:

El Prolapso Grado 1 y el Prolapso Grado 2: es cuando desciende el órgano pero no sale al exterior vaginal o anal, estos casos se corrigen mediante Fisioterapia como primera técnica conservadora de abordaje. No mejoran solos y cuanto más tiempo se deje, se sucede la afectación al sostén de los otros órganos, por este motivo es importante acudir cuando aparecen los primeros síntomas

El Prolapso Grado 3 y 4: la técnica de corrección es mediante cirugía, aunque se consiguen mejores resultados en la misma si va precedida y seguida de fisioterapia ya que se aprende a como gestionar las presiones y cómo tener un suelo pélvico tónico y una pelvis en equilibrio para evitar que vuelva a descender el órgano tras la inserción de la malla o colposuspensión, ya que si no conoce como hacerlo, la intervención puede no tener resultados efectivos a largo plazo.

Los escapes de orina, gases o de heces pueden ser leves, medios o graves e ir aislado un tipo o varios de estos tipos, además pueden aparecer con urgencia, al realizar un esfuerzo o combinados. Cada vez son mas mujeres las que se preocupan por estos síntomas que limitan su comodidad y seguridad en su día a día. No es cierto que son normales tras el parto o con la risa o la tos, es una disfunción que hay que corregir desde que comienzan los síntomas mediante la evaluación inicial tras la que proponemos un tratamiento personalizado al cuadro que trae cada paciente con técnicas y equipos de última generación

son muchos los especialistas a los que consulta un paciente con dolor pélvico. Es importante hacer un diagnóstico según pruebas complementarias (Resonancia/Radiografía pélvica, electromiografía pudendal…) y según una exhaustiva palpación de cada estructura pélvica externa y endocavitaria. Según los resultados diferenciamos como enfocar el tratamiento tratando recorrido del pudendo, la óptima tonificación del suelo pélvico, la eliminación de puntos gatillos miofasciales, vulvodinia, anismo, hiperactividad vaginal, coxigodinia.. Así el tratamiento es continuado como un puzzle que hacer hasta colocar todas sus piezas en su situación correcta y el paciente saber mantenerlas con un tratamiento domiciliario guiado.

La pared abdominal está formada por el Transverso del abdomen que su bajo tono característicamente da forma abombada al abdomen bajo el ombligo , y por el Recto Abdominal que son dos musculos longitudinales unidos por un ‘ligamento’ que es la LINEA ALBA, si en este ligamento hay un ‘esguince’ según el grado y los centímetros que se visualizan con el ecógrafo lineal de separación procedemos con una forma de tratamiento:

0-2 cm: es un ‘esguince leve’. Es importante comenzar la rehabilitación cuanto antes, evitando que avance a mayor apertura dando síntomas avanzados siguiendo un programa de atencón precoz. Tener claro que por sí mismo no va a ir a mejor es importante, y tratarlo de forma inmediata es la mejor manera de evitarlo

2-4 cm: está avanzada la separación de los rectos pero si en el ecógrafo no visualizamos rotura completa en lesta aponeurosis central, realizamos nuestro Programa Evolutivo Tónico para Diastasis Abdominal con biofeedback ecográfico y electromiográfico trabajando con electroterapia sobre el nivel objetivado

+ de 4 cm: tras una evaluación inicial mediante ecógrafo lineal se determina que grado de degradación presenta dicho sistema fascial, ya que no suele estar dañada sola la línea alba. En estos casos la rehabilitación suele ser preoperatoria, se realiza la intervención de reconstrucción abdominal y se procede a la rehabilitación precoz postoperatoria ahora sí mediante programa guiado ecográficamente para potenciar eficazmente sin dañar ninguna área intervenida en la cirugía.

El estreñimiento debido a un exceso de cierre anal por el puborectal y el esfínter del ano es común, siendo de mayor incidencia en las mujeres. Todas nuestras técnicas miofasciales mauales y de electromedicina de última generación pueden estabilizar tu dinámica defecatoria y reducir los síntomas derivados de la dificultad a la defecación como hemorroides, fisuras y prolapsos de la ampolla rectal consecuente a empujes continuados hiperpresivos. Siempre, su abordaje, cuanto antes mejor, y si tienes hijos… aprenden a defecar por imitación adquiriendo los mismos síntomas, enséñalo correctamente a defecar y traelo a evaluación inicial si también presenta síntomas!

Disinergia vesicoesfinteriana:

La paciente presenta una falta de coordinación entre la acción de cierre esfinteriano con la expulsión de la orina por parte del detrusor de la vejiga. Es una patología frecuente a veces puede haberse diagnosticado inicialmente como *vejiga hiperactiva o cuadro de cistitis intersticial. *Dichas disfunciones presentan buenos resultados con la terapia de Biofeedback combinado con los tratamientos necesarios de neuromodulación o hipertermia según sea el caso, ya que cada cuadro de disfunción miccional es diferente y muy importante personalizar el tratamiento por tanto desde la cita de Evaluación inicial

Disinergia rectoesfinteriana:

El paciente acude a consulta con disfunción en la defecación. A veces comienza diagnosticándose como *estreñimiento distal, tenesmo rectal…* En la Evaluación inicial se realiza una valoración de donde se situa la patología y cuales son las fases de tratamiento para rehabilitarlo según un tratamiento personalizado.

¿Cómo trabajamos?

El abordaje del embarazo es importante llevarlo desde un equipo multidisciplinar. Tu ginecólogo te guiará en el diagnóstico fetal y seguimiento de la gestación sin alteraciones, tu matrona te guiará en los controles trimestrales y en el curso de preparación al parto en los cuidados materno fetales, de la lactancia y del neonato tanto en gestación como en puerperio. El fisioterapeuta Obstétrico-Uroginecológico es el especialista encargado de la terapia física en la mujer gestante:

  • Durante el curso de preparación al parto imparte las clases de ejercicios diarios y domiciliarios en pareja de prevención de secuelas, la clase de parto dinámico, posturas facilitadoras y pujo fisiológico, clase de Recuperación precoz del postparto y estimulación neuromotriz del infante desde intraútero hasta el gateo.
  • Durante la gestación tenemos tres objetivos mediante el tratamiento manual y de biofeedback semanal continuado en segundo y tercer trimestre:
    • Prevención de secuelas abdominolumbopelviperineales derivadas del aumento de peso y dilatación del sistema miofascial abdominal y pélvico causado por el crecimiento fetal
    • Si es parto vaginal que sea ágil por tener flexible el canal del parto y diafragma pélvico para la dilatación progresiva y expulsivo eficaz
    • Si es parto por cesárea, evitar las secuelas abdominales de hipoactividad consecuentes mediante dicho tratamiento continuado en el embarazo
  • Durante el Postparto (desde puerperio inmediato solicitar cita para evaluación precoz):
    • Rehabilitar la estabilidad y tono abdominal y del diafragma pélvico
    • Restablecer una óptima dinámica miccional y defecatoria sin dificultades ni incontinencias
    • Reeducar la correcta actividad sexual sin dolor, placentera y resolutiva